Accesorios

La preocupación por la belleza no se reduce al cuidado del exterior, sino también del interior. La superficie crea una expectativa que solo se verá satisfecha si lo que se encuentra detrás funciona correctamente.

Belleza exterior e interior

El interior de un mueble aporta belleza cuando resulta coherente con la estética del conjunto que lo integra.

Pero también —y sobre todo—, cuando facilita la clasificación y localización de sus contenidos. En la cocina, organizar no solo implica que cada elemento ocupe un determinado lugar, sino que se encuentre al alcance de la mano cuando se necesita. El diseño de los interiores, partiendo del estudio de los flujos y ritmos de trabajo, supone una respuesta efectiva a esta necesidad.

Mejor aprovechamiento del espacio

La superficie media de las viviendas se reduce progresivamente, pero las necesidades de espacio disponible en la cocina aumentan, ya sea para almacenar, para cocinar, para recibir invitados, etc. Hemos comprobado que ofrecer un uso adicional del espacio nunca resulta excesivo. Nuestra experiencia y enfoque activo en este aspecto nos permite ofrecer soluciones únicas, tratando de obtener el máximo volumen neto utilizable por espacio total disponible. Actuamos en las tres direcciones —profundidad, altura y anchura—, y al mismo tiempo, en la posibilidad de estratificar los espacios y segmentar los soportes en diferentes alturas, niveles y separaciones. 

Los cajones extraíbles de las cocinas Santos cuentan con una base modular, sobre la que pueden integrarse múltiples accesorios para personalizarlos: cuberteros, cuchilleros, especieros, bandeja para cortar el pan, bandejas multifunción, tablas de corte, recipientes, manteles, paños y los más variados útiles de cocina. Los accesorios son extraíbles e intercambiables, para facilitar la limpieza y su disposición a gusto del usuario.

El cajón superior, realizado en madera de fresno olivo, recoge los utensilios de uso más frecuente en la cocina. Al prescindir de laterales duplicados y aprovechar el fondo como base para los accesorios, ofrece más capacidad y resulta más ligero.

Los accesorios de interior complementan los cajones, aportando orden y funcionalidad: mientras los extraíbles facilitan la limpieza del cajón, otros como el cuchillero o el especiero son intercambiables. De esta forma, pueden adaptarse a las preferencias de las personas usuarias.

Los cajones dobles permiten clasificar alimentos, vajilla y elementos voluminosos como ollas o sartenes. Sus laterales comparten color con el cuerpo del mueble, conformando un conjunto estéticamente uniforme.

El mueble portafregadero reúne, en un espacio reducido, cubos de reciclaje y un cajón interior para guardar utensilios de limpieza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Ir al contenido